martes, 21 de junio de 2011

オノ・ヨーコ ó 小野 洋子 ó Yōko Ono, de la que todos hablan, pero...

オノ・ヨーコ


Yōko Ono,


de la que todos hablan, pero ninguno sabe lo que hace.


(ensayo)


小野 洋子


Autor: Juan Lorenzo Hernández.


Caracas, julio de 2008

Introducción


Escribir sobre Yoko Ono resultó interesante. En principio nos plantemos tratar sobre la artista sin involucrar a John Lennon. Imposible. La idea de escindir al individuo de las influencias que percibe producto de la interrelación con los sujetos que más pesan en el aspecto afectivo y en consecuencia en su actitud creativa, no nos resultó convincente. En todo caso, y paradójicamente, resultó en que hay que aproximarse al planteamiento de que la onda expansiva de los efectos de la personalidad de la artista Ono se proyecta en forma determinante sobre la actitud creativa de su esposo. Sobre lo anterior podemos dar un ejemplo, terminada la Segunda Guerra Mundial, y con aproximadamente trece años de edad la artista que nos ocupa recibió clases en Tokio, cerca del palacio imperial, pudiéndonos imaginar que éste se encuentra ubicado en sitio privilegiado y con vista al centro o área de interés económico de la ciudad. Allí, a través de las ventanas de su aula pudo ver los resultados del gran bombardeo aliado, cuyos resultados fueron el incendio de algo así, como la cuarta parte de los edificios de la ciudad, quedando esta reducida, tal y como lo había ofrecido el comandante de la operación militar, a la edad de piedra.














Ella tuvo mucho tiempo para grabar en su memoria lo que veía, gente viviendo en huecos, tomando agua de charcos y otras barbaridades que asegurarán por siempre su profundo desprecio a la guerra y a destinar toda su aptitud creativa por brindar a sus espectadores una plataforma para la reflexión. Su esposo, John Lennon, nació en Inglaterra en 1940, a diferencia de Ono, quien era seis años mayor, no tuvo la misma carga psicológica al no tener vivencias de guerra, en todo caso, tuvo experiencias propias de los países en reconstrucción. Me refiero a padres ocupados en sus trabajos y a niños no tan acompañados como hubieran deseado. Es por ello, que me atrevo a decir que la fijación del tema central de Ono en casi toda su carrera y que esta dado por la lucha contra la guerra, influenció de manera determinante a Lennon, y no lo contrario, tal y como tantas veces pudimos atrevernos a pensar.


El asunto de tratar de escindir a alguno en el análisis de la obra de dos artistas de esta dimensión, concluye con anécdotas como la que nos sucedió con el título de este trabajo: Con anterioridad ya había sido empleado por Lennon cuando afirmó: … es Yoko Ono, la artista más famosa y desconocida del mundo, todos a conocen pero nadie conoce su arte…










Yōko Ono, una artista.


Nacida en Tokio en 1933 de una prominente familia de banqueros integrada a la elite intelectual y social de Japón , Yoko Ono, recibió una rigurosa formación en música clásica, canciones alemanas y opera italiana. Asistió a una escuela exclusiva en la que entre compañeros se encontraban el actual emperador de Japón , Akihito y Yukio Mishima , el mundialmente renombrado novelista que hizo el ritual seppuku, o suicido mediante harakiri como protesta contra la occidentalización de Japón. Criada parcialmente en los Estados Unidos, fue testigo de la devastación de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Necesariamente, en este punto debo hacer un paréntesis de importancia para poder ilustrar la orientación de los trabajos más significativos de la artista: una anécdota testimoniada a la BBC de Londres, la cual para una serie radial fuera consultada sobre ¿qué era lo más malo que había oído en su vida? a lo que contestó, “Durante la Segunda Guerra Mundial, yo estaba en Japón y había un programa de radio a través del cual, poco antes de partir, los pilotos kamikazes (suicidas) podían decirle algo a sus padres o a su familia. Y todos decían: "Mamá, ya me voy, te deseo una larga vida", o algo parecido. Es lo más terrible que he oído en mi vida y nunca lo olvidaré. Nunca. Qué cosa tan increíblemente cruel hacerle eso a un ser humano. Creo que eso cambió completamente mi forma de pensar sobre la guerra. Yo era una niña pequeña y realmente no sabía lo que era la guerra, excepto que era algo que me daba mucho miedo. Todas las noches tenía que bajar a un refugio cuando sobrevolaban los B52. Pero esa crueldad colmaba la copa, pensaba. La guerra no era nada noble. Es decir, había propaganda en ambos países (Japón y Estados Unidos), estoy segura, que decía ‘Es una guerra noble, tenemos que hacerlo’, o algo parecido. Pero cuando uno llega a ese punto, sabe que es cruel y absolutamente innecesaria.”


Fue la primera mujer en ser admitida en la Universidad Gakushuin en 1952 en la escuela de filosofía y también, absorbida por el clima intelectual de vanguardia reinante en la post-guerra. Ese movimiento se caracterizaba por un espíritu de rebelión contra la ortodoxia, un anhelo por la expresión propia e individual y un deseo por libertad espiritual dado por un escenario reducido a la nada por las salvajadas de la guerra.


Desilusionada por la filosofía académica Ono sale de Japón para reunirse con su familia en Nueva York. Asistió a la


Sarah Lawrence College en Bronxville. Allí, pronto pudo disfrutar de la vibrante comunidad de artistas del bajo manhattan. En ese entonces las culturas no occidentales especialmente la Chino-Japonesa estaban inspirando nuevas formas de expresión artística. .


el movimiento fluxus, inicialmente fue recibido como algo un poquito más que una red internacional de reconocidos bromistas. Hoy en día son recordados como una red de visionarios radicales quienes buscaron un cambio social y político, así como también, en la percepción estética. Fue un grupo que experimentaba haciendo mezclas de poesía, música y artes visuales, a través de un amplio espectro de actividades, incluyendo conciertos y exposiciones. Esa estética comprendía una gestualidad reduccionista, en parte de Dada, en parte del Zen y en parte de la Bauhaus. Así mismo, entiende que todos los medios y todas las disciplinas artísticas son iguales en cuanto a su combinación o fusión. El fluxus impulsó el desarrollo de las vanguardias por más de cuarenta años. Los objetos y representaciones del Fluxus están caracterizados por minimalistas, pero con frecuencia logra gestos expansivos basados en la ciencia, filosofía, sociología o en otro orden de ideas. Sus resultados, más allá de lo artístico rozan con lo burlesco. Ono es la artista más popular asociada con el Fluxus.


En los sesenta fue cuando el movimiento tuvo más actividad, artistas de todo el mundo trabajaron concertadamente mediante una red de origen espontáneo, pero cuidadosamente orientada.


Ono, miembro del grupo, presentó su trabajo y lanzó su carrera que llevó de nuevo a Japón en donde se hace miembro activo de la vanguardía de Tokio. Continua su trabajo cuando regresa a Nueva York y de allí lo prosigue en Londres en donde hace su famosa presentación en la Galería Indica en 1966.


Transcurridas décadas desde ese acto germinal, Ono a continuado la expansión de los límites de su arte en diversos medios. Luego de su matrimonio con John Lennon en 1969, colaboró con él en varios proyectos de música, creando un puente entre la vanguardía plástica y el rock produciendo diversas obras discográficas. Sus happenings, “Bed-Ins” por la paz, y la campaña de carteleras públicas, ¡La guerra terminó¡, si tu lo quieres. (War Is Over! If You Want It) , fueron proyectos que se constituyen como hitos creados para promover un mundo de paz, un tema constante en sus trabajos conjuntos.










Durante los años 1980, influenciada por el rampante materialismo de la década, Ono regresa a algunas de de sus creaciones de los sesenta, transformando trabajos que originalmente habían sido ligeros y transparentes en bronce, simbolizando un cambio que ella llamó


desde “the sixties sky” al nuevo “age of commodity and solidity.” En la década del 1990, Ono produjo prolijamente instalaciones interactivas, trabajos para sitios específicos, proyectos para Internet, conciertos y grabaciones que fueron ampliamente difundidas en, Norteamérica, Japón y Australia.


























El fenómeno mitológico que circunda a Ono impide apreciarla como mujer y mucho más como artista. Por tanto, para pretender comentar sobre su trabajo artístico oigámosla y posteriormente oigamos a quienes la han oído para concluir comentando alguna de sus obras.


Yoko Ono es una mujer absolutamente normal. Normal es el calificativo que se le aplica a las personas cuya conducta permanece dentro del rango de consecuencias proporcionales a las vivencias a las que se ha visto sometida. Hoy, cuenta con setenta y cinco años de edad y más de 160 exposiciones , y cuentan que se puede entender un poquito más cuando la tienes cerca. Resulta cautivante por el solo hecho de estar sentada frente al espectador. La forma como habla es a veces rítmica y de pronto sin respiración. Llena de vida y vestida de negro, permanece en perfecto conocimiento de la multitud que pretende verla y conocerla. Siempre sonriente, con su sombrero y sus lentes de sol adornados con brillantes los que nunca abandona. De repente surge el fenómeno: Todos permanece con los ojos pegados a ella. No hay discusión. Ella tiene presencia .


Con la madurez propia de su edad, hoy contesta preguntas como la referida a su primera representación, efectuada hace cuarenta años, de "Cut Piece" -corta un pedazo- la cual consistía en ella sentarse en el escenario y pedir al público que cortara con una tijera pedazos de su vestido. Sencillamente contestó: en ese tiempo expresé mi rabia y turbulencia emocional y además era para comunicarme solo con un pequeño grupo de gente, la mayoría artistas e intelectuales. Ahora, quiero hacerlo con todo el mundo. Es una audiencia más amplia. Yo lo hice con amor para el mundo y para ti y para mí. Si tú puedes tener algún sentimiento de amor para cada uno será muy importante.






Y sin dejar de tener una respuesta inteligente contesta a la pregunta referida a ¿en qué se inspira? con una sencillez que le es propia, contesta, -realmente no sé. Yo me inspiro en cualquier cosa. Newton consiguió algo increíble con la caída de una manzana.


Ahora, veinticinco años luego de la muerte de Lennon, Ono se muestra dispuesta a realizar los espacios de su interior que aun no a logrado llenar. Manteniendo una estrecha relación con su hijo Sean Tara, de quien cuenta que él piensa que lo llama mucho por teléfono. Y con su hija Kyoko de 39 años. Afirmando que se siente completa en su vida, dice, Yo adoro las estaciones de cambio. Me encanta caminar en el parque. Amo la raza humana. Tengo familia y trabajo. Estas son las cosas que hacen feliz .


En fin, se expresa súmanmele agrada de que sea ahora, quizás queriendo afirmar que sea ahora cuando aun esta viva, cuando la gente empieza a entender el trabajo que realizó en tanto le tocó hacer de señora esposa de Lennon.


Habiendo trabajado en compañía de figuras de importancia para la época como por ejemplo Ornette Coleman, John Cage, La Monte Young, Nam June Paik, Charlotte Moorman, Andy Warhol, George Maciunas, etc. su expresión artística esta orientada a provocar una respuesta por parte telespectador, estrechamente vinculada con el fluxus al integrar la música a la plástica y al contemporáneo al haberse valido tanto de textos explícitos para la comprensión de su obra como por la poca importancia que le asigna al medio, hoy deja una cantidad significativa de obras y aportes simbólicos para la historia del arte de los cuales a continuación expondremos algunos ejemplos.






















De su más reciente exhibición en la Galeria Lelong , en Nueva York


Touch Me, es una continuación de los esfuerzos por promover la redefinición de los límites de diferentes movimientos y géneros. En general se observa una obra interactiva, la cual dirige la atención a la experiencia femenina de provocar conexiones personales. No solamente se busca mirar los trabajos sino tocarlos, más bien participar de ellos. Un elemento parece ser central en Touch me, en el cual Ono solicita insistentemente a la audiencia revitalizar y repensar una conexión personal con la más corriente de las situaciones que puede enfrentar una mujer.






Una obra de bastante interés y creadora de polémica es una tela de gran dimensión que cubre la totalidad del ancho de galería. En la inauguración se harán cortaduras en la tela y los espectadores serán invitados a meter partes del cuerpo a través de esta. Comprendido en este acto tan elemental quedan elementos tan opuestos como el aislamiento, la vulnerabilidad, y el desafío.










Así mismo, el espectador tendrá la opción de fotografiarse con cámaras que les serán suministradas; estas fotos serán exhibidas junto con otra tela la cual a su vez tendrá adheridas otras fotos de participantes y comentarios que el publico tendrá oportunidad de escribir, promoviendo la naturaleza de la obra.






Photos by Bob Gruen:


"White Chess Set (Play it by Trust)"


-ajedrez blanco (juégalo sin trampa)-


La fijación de la artista Ono por hacer sentir su mensaje en pro de la paz mundial, la ha llevado a plasmar sus reflexiones de las maneras más interesantes. La obra a la que hacemos referencia fue expuesta en fecha reciente en Nueva York , bajo la curaduría de Sninya Watanabe, destacado curador radicado en Manhattan. La obra en un acertadísimo discurso metafórico pretende revertir la filosofía del enfrentamiento. El ajedrez ha sido asociado a la guerra, a la lucha entre ejércitos o grupos adversos. Ahora bien, qué pasaría si todas las piezas del juego en vez de ser de diferentes colores, pasaran a ser todas blancas? y en este caso, ¿Qué sería si los jugadores se comprometieran a jugar justamente, o mejor dicho, sin trampas? Pues, naturalmente que llegará el momento en que les será imposible recordar cuáles pertenecen o no a cada jugador. El resultado convertiría al ejercicio de los jugadores en innoble e inútil el enfrentamiento. En todo caso, hagan lo que hagan, muy probablemente logrará convertir cada jugada en una probabilidad dañosa.


Para nosotros, plantear la discusión referida a en que casilla ubicamos esta o aun las obras de Ono no parece un esfuerzo muy gratificante. Ono tiene inventariadas más de 1500 obras y algo tienen en común: ¡provocan la reflexión del espectador! Bajo cualquier punto de vista, su objetivo fue logrado, obtuvo una aproximación y también una reacción por parte del espectador.


Su obra puede adscribirse positivamente en el fluxus con la búsqueda integrar la música a la obra, seguramente, imbuida las características del arte contemporáneo por lo de dar poca importancia al medio y siempre en búsqueda de una reflexión, de algo estamos seguros, Yoko Ono más que haber hecho un aporte a la historia del arte ha cumplido con la raza humana al fomentar con constancia, creatividad y disciplina la basqueada de uno de los más altos valores, la paz.


























































"Ex It"






















Ex It, que es el título de esta obra, traduce “ex esto” y en ingles salida traduce “exit”con lo que queremos significar la agudeza de la asignación de la denominación. No olvidemos que para algunas personas, la muerte puede constituir una salida.


La instalación consiste en 100 urnas con árboles australianos creciendo por donde normalmente su puede ver la cara de la persona muerta. Ono explica sus sentimientos sobre “Ex It” en el sentidote indicar que se trata de “regeneración (reencarnación), se trata de crecer, es sobre la vida y la muerte”.


Desde otro punto de vista, y a manera de la chiste me atrevo a apuntar que algunos críticos escribieron que sesenta de las urnas representaban hombres, treinta mujeres y diez a niños, Ono dijo: “Yo nunca los conté. Yo quería algunos para mujeres y algunos para hombres. Pero, yo nunca especifiqué el número. Yo, vagamente pensé en términos de soldados desconocidos. Así las urnas son modestas, rápidamente acabadas no del tipo de ser urnas cuidadosamente acabadas, y, en esos términos de soldados desconocidos, no estoy hablando en términos de esos soldados desconocidos sino en términos de ser victimas, por ello incluyo a las mujeres y a los niños.


Por ultimo, es requerida sobre cómo observa la reacción de las personas que aprecian la obra, contestando que, yo percibo reacciones de gente que se sienten muy calmadas, porque las urnas simbolizan algo que puede ser muy amenazante, pero los árboles creciendo desde la urnas le dan esperanza al gente.


Notas de pie de página



Decanato de Estudios de Postgrado e Investigaciones.

Diplomado Avanzado en Historia del Arte Occidental.


Del arte conceptual y sus características, a la última contemporaneidad.


Profesora: María Luz Cárdenas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario